Declaración De Intenciones

Hace unas semanas, tomando un café con la Familia, dejé volar mi imaginación y con la escusa de participar en un concurso de microrrelatos, escribí improvisadamente sobre una zona en blanco de una página del periódico no uno, sino dos textos.

Uno resultó ser éste (El Libro), el otro lo leí en voz alta a los que allí estaban a ver qué les parecía. Mi sorpresa fue observar en primera persona su efecto en quienes me habían escuchado: primero unos segundos de silencio, luego voces entrecortadas y ojos humedecidos por lágrimas arrancadas de aquellas 140 palabras.

Decía HellBoy: "¿Qué hace hombre a un hombre?... ¿Son sus orígenes? ¿La forma en que llegó a la vida? No lo creo. Son las elecciones que hace. No es la forma en que inicia las cosas, sino la forma en que decide poner fin a ellas".
O como decimos en mi tierra: Bien está lo que bien acaba.

Así que he decidido destruir el escrito y reflexionando, hacer mi propia declaración de intenciones, que lo que escriba sea siempre desde el Optimismo, descartando la Tristeza, que bastante mal está ya el Mundo como para alimentarla más. Antes lo intentaba, pero bueno, ahora con más motivos.

Se acabó, punto y final!, jejeeeeeeeee.........